Archivo de la categoría: Atmósfera

Observando el asteroide 2012DA14

Por todos es sabido que este 15 y 16 de febrero del año en curso el asteroide 2012DA14 se acercará a la Tierra a una distancia aproximada de 27.860 km y un peso de 130.000 toneladas, se acercara en la que supone la mayor aproximación de un objeto cósmico peligroso a nuestro planeta de la que tiene constancia la agencia espacial NASA.

El asteroide, denominado 2012DA14, fue detectado por astrónomos en España hace un año, cuando se hallaba a 4,3 millones de kilómetros de la Tierra, y se aproxima al planeta a 28.100 kilómetros por hora, según estimaciones de la NASA.  La roca, del tamaño de medio campo de fútbol, es tan opaca que los astrónomos solo pueden observar su trayectoria en la gama infrarroja del espectro donde se refleja el calor del Sol.

Fue detectado por primera vez el 23 de febrero de 2012 por astrónomos aficionados afiliados al observatorio de La Sagra, en Mallorca, y desde entonces varias agencias espaciales le han seguido la pista y han hecho proyecciones de su posible trayectoria. El viernes 15 de febrero, a las 19.24 GMT, el asteroide de unos 45 metros de ancho pasará sobre Sumatra (Indonesia) y se situará a unos 8.050 kilómetros por debajo de los casi 400 satélites geosincrónicos puestos en órbita por la humanidad.

El 2012DA14 pasará cerca de la Tierra en horas del día en las Américas, pero en otras partes del mundo será posible avistarlo como un pequeño punto de luz que pasa de norte a sur.

Observación fotográfica y CCD:

El asteroide no será visible a simple vista, pero con unos prismáticos será sencillo localizarlo y realizar una estimación de brillo empleando el método de Argelander, que usan los observadores de estrellas variables. En su máxima magnitud alcanzará la +7.4

Para los que quieran registrarlo fotográficamente, se pueden hacer fotografías con una cámara digital a foco primario, o con CCD. Con exposiciones muy cortas, se apreciaría claramente el trazo del asteroide, frente a las estrellas, que aparecerían como puntos. Hay que tener en cuenta que el asteroide se desplazará muy rápido, y que la franja temporal de observación también será corta, por lo que si se piensa realizar este tipo de observaciones hay que poner el equipo a punto al menos la noche anterior.

Cartas de Localización:

La forma mas cómoda de localizarlo. Como precaución, se ha de observar desde un horizonte norte sin obstáculos, ya que desde ciertas latitudes el asteroide no alcanza mucha altura.

Así que si al igual que yo vives en MADRID, España  o sus cercanías esta es la información que necesitaras para poder ver el transito de 2012DA14.

Clic sobre la imagen para mas información.

Si vives en otra parte de España aquí tienes unos links que te dirigirán a un mapa como el que aparece arriba y su correspondiente gráfico de posiciones para su localización.  😉

Si no vives en alguno de estos lugares y quieres personalizar o ajustar de mejor manera los cálculos, solamente debes entrar a la siguiente pagina Heavens Above selecciona tu localización y dale clic al botón de abajo donde dice “Submit”, luego que hayas regresado a la pagina principal dale clic al enlace que aparece con un anuncio en verde a la par. Estarás viendo un mapa celeste con el cual te podrás guiar y una tabla de posiciones para que te sea mas fácil usar tu telescopio o tus binoculares.

Ahora toma todas las fotografías que puedas y si puedes compártelas conmigo a través de Twitter escribiéndome un tuit a mi usuario @CienciaBlog y yo con gusto les daré RT…!!  

Anuncios

¿Por qué parece que llueve más al conducir?

Esta entrada ha sido creada a sugerencia de uno de mis amigos… Siendo el titulo de esta entrada la pregunta exacta formulada por él.

¿Porque parece que llueve más al conducir?

Primero que nada eso de que llueve mas al manejar es cierto y falso a la vez. La intensidad de la lluvia es constante, es decir que lloviendo lo mismo, en cuanto se pongan a conducir, en el asiento del conductor siempre parece que llueve mas.!!

Es geometría básica: el área de un paralelogramo es base por altura, independientemente de lo deformado que este. En la imagen, las dos superficies de contorno azul tiene N área A=b*h, ya que la única diferencia entre ambas residen en la posición del triangulo sombreado.

 

Volviendo a lo de la lluvia, el incremento de lluvia cuando conducimos se debe a que el coche se mueve y al moverse, el parabrisas recibe mucha mas agua, al avanzar, impactan mas gotas en el parabrisas, o mejor dicho, el parabrisas atrapa mas gotitas.

 ¿Pero cuantas gotitas mas?

Vamos a hacer un par de dibujitos se calculara fácil y rápido. Fijaos en el triangulo naranja que he dibujado sobre el parabrisas. El lado mas largo (hipotenusa) representa el parabrisas, el lado A es la proyección horizontal y el lado B es la proyección vertical.

 

Todas las gotitas que entran en el triangulo por A o por B acabaran mojando el parabrisas… Como el coche avanza, todo lo que atraviese A o B mojara el parabrisas.

Las gotitas que mojan parabrisas = gotitas que atraviesan A + gotitas que atraviesan B.

Os podría parecer que eso de pasar de tener un problema (las gotitas que mojan parabrisas) a tener que calcular 2 problemas (gotitas que atraviesan A y gotitas que atraviesan B) es complicarse la vida, pero en realidad es romper un problema difícil en 2 problemas mas fáciles. Calcular directamente es difícil, pero sacar las gotitas A y gotitas B. es relativamente fácil.

Como A es horizontal y las gotitas caen verticalmente, las gotitas que entran en A durante un tiempo “t” son las contenidas en el cuadrado de la imagen, dibujadas en negro.

En t segundos, entrarían todas las gotitas que están a una distancia (velocidad de caída lluvia)*t

Dicho de otra manera, en t segundos, la gotita de la esquina superior tiene tiempo de caer hasta atravesar A.

La gracia de considerar solo la superficie A es que, aunque el coche se mueva, la cantidad de gotitas que entran será la misma.

Si el coche se moviera hacia la derecha, cazaria otras gotitas, pero las ultimas gotitas en entrar también estarían a una algura (velocidad de caída lluvia)*t, como ves en la segunda imagen.

La cantidad seria un paralelogramo con base A y altura V*T, y como hemos visto, el área es la misma, la lluvia que entra en A es independientemente de la velocidad del coche!!

Se podría decir que la sección B es toda la diferencia…!!

Como vimos en la primera imagen, cuando el coche no se mueve, no hay gotitas que atraviesen B. A velocidad de coche 0, la lluvia que moja es la que atraviesa A. Y que pasa cuando el coche se mueve?? Que caza mas gotitas!!!

En un tiempo t, la superficie B habrá barrido un área al avanzar, y es entonces cuando las gotitas la atraviesan. Como las gotitas van cayendo, al cabo de t segundos habrá atrapado gotitas contenidas en el paralelogramo de la imagen. Imagina una cota cayendo a cámara lenta y B avanzando. Hay una gota un metro delante de B que va descendiendo y ¡Zas! Es cazada al vuelo por B, como una mosca cazada por un matamoscas.

Ahora que ya sabemos cuantas gotas atraviesan A y cuantas B. Si quisiéramos sacar un numero necesitaríamos saber el ancho del coche, la densidad de gotitas por metro cubico y otras cosas. Pero esos ya son detalles…

Creo que básicamente eso es lo que deben saber del fenómeno del porque llueve mas cuando vas conduciendo un coche…

El campo magnético terrestre colabora en la degradación de la capa de ozono

La interacción del campo magnético terrestre con sustancias químicas contaminantes podría explicar la presencia de estas sustancias en las zonas polares, donde hoy se registra el mayor deterioro de la capa de ozono, según un estudio de la Universidad Autónoma de Madrid, en España.

Año tras año la capa de ozono se reduce en las zonas polares. Como causa de este fenómeno los científicos han identificado en dichas zonas la presencia de óxidos de nitrógeno, átomos de cloro y radicales monóxido, entre otras especies químicas que participan como sustancias intermedias en reacciones en cadena de degradación de las moléculas de ozono. Se sabe que el origen de estas especies químicas se encuentra en muchos productos y combustibles utilizados especialmente en las zonas más pobladas y desarrolladas del planeta, pero hasta ahora no se ha constatado cuál es el mecanismo que las transporta hasta las zonas polares. 

Una reciente investigación —publicada en la revista Green and Sustainable Chemistry por Jaime González Velasco, Catedrático de Química Física y Electro química de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM)— ofrece nuevos elementos para explicar la presencia en las zonas polares de las especies químicas que degradan esa capa que en la tierra funciona como filtro de las radiaciones ultravioleta.

En su trabajo, González Velasco encuentra que el motor de este mecanismo son las propias características magnéticas de las especies químicas. En concreto, resalta la distinción entre sustancias diamagnéticas y sustancias paramagnéticas. Esta distinción es la que permite entender que, en un campo magnético, unas sustancias —las paramagnéticas— sean atraídas hacia la región donde el campo es más intenso, mientras que otras —las diamagnéticas— sean atraídas hacia la región donde el campo es más débil.

 

En base a esto el autor argumenta que, en el campo magnético terrestre, las moléculas de oxígeno, al ser paramagnéticas, serían dirigidas hacia los polos, donde la intensidad del campo es máxima. Por el contrario, las moléculas de ozono, al ser diamagnéticas, serían transportadas por el campo magnético terrestre hacia zonas en las que su intensidad es mínima, es decir, hacia las zonas tropicales y ecuatoriales.

Para el investigador, el que las moléculas de oxígeno sean paramagnéticas y las de ozono diamagnéticas, podría explicar también la reducción anormal que cada año sufre la capa de ozono durante las estaciones de primavera y su consiguiente recuperación durante las estaciones de verano. De hecho, el catedrático propone un mecanismo que explica estos ciclos anuales de degradación-recuperación.

La degradación de la capa de ozono no tiene lugar en las zonas templadas de los hemisferios norte y sur de la tierra, que es donde se acumula la mayor concentración de población contaminante. Puesto que la degradación aparece en latitudes polares, los científicos han concluido que debe existir un mecanismo de transporte hacia esas latitudes que explique la presencia de los átomos de cloro, óxidos de nitrógeno y demás sustancias que actúan en la destrucción de la capa ozono.

Otro indicio importante de este mecanismo, es el hecho de que la degradación de la capa de ozono se produce en primavera, que es cuando comienzan a llegar fotones a las zonas polares, los cuales inducen los procesos fotoquímicos necesarios para que se produzca la desaparición de las moléculas de ozono.

Además, el agujero de la capa de ozono que aparece en las latitudes australes suele ser de mayor magnitud que el que se produce en las zonas boreales, pese a que es en el hemisferio norte donde se produce la mayor acumulación de actividades industriales y de tráfico de diversos tipos de vehículos responsables de la generación de óxidos de nitrógeno.

Como mecanismos de transporte de las especies degradantes se ha recurrido hasta el momento a considerar como responsables a los vientos dominantes a diversas alturas de la atmósfera, que generan corrientes capaces de llevar hasta los polos las moléculas, átomos y radicales perjudiciales.

No obstante, bajo esta teoría quedan sin explicación muchas cuestiones, como la distribución de concentraciones de óxidos de nitrógeno a diversas alturas de la atmósfera. Pero eso en un futuro muy corto lo podremos conocer…